Las «dos» caras
 del constitucionalismo frente al principio de auto-determinación